¿Cómo llevarte bien con tu suegra?

Pasos para llevar una buena relacíon con tu suegra, buenos consejos para llevar una relacíon sana con tu suegra¿Cómo aguantar a mi suegra?

Siempre hemos escuchado a algún hombre quejarse de la suegra que le tocó o preguntarse porque su esposa no es huérfana. Pero algunas veces no imaginamos lo difícil que es lidiar con una suegra para las mujeres.

Para empezar, una suegra siempre querrá aconsejarte, siempre pensará que la manera en la que educó a tu esposo fue, es y seguirá siendo la mejor. O te dirá que la manera en la que usas el lavaplatos no es la correcta.

 

 

Pero la realidad es que no siempre vas a estar de humor para recibir ciertos consejos, no siempre podrás contar con la diplomacia necesaria para evitar mandarla a “un mejor lugar”.

La situación parece complicada, y más cuando tu esposo y tú ya tienen hijos. Y es que a nadie le gusta escuchar que la forma en la que una educa a sus hijos es la incorrecta, a nadie le gusta escuchar que no está haciendo un buen trabajo como madre.

Las cosas eran distintas hace años, quizás tu suegra tan solo se dedicaba al hogar y no tenía que trabajar, pero tu caso es distinto y es momento de que manejes la situación de la mejor manera posible.

 

 

 

Porque sabemos que pasar por una situación como esta es realmente difícil te dejamos algunos tips a seguir:

No lo tomes a pecho: Todo los consejos que te da están basados en su propia experiencia así que hablan más de ella que de ti. Piensa que ella siente una urgida necesidad de aconsejar la cual no indica necesariamente que tú estés haciendo algo mal.

No explotes: Si te dice algo que no te parece (y lo único que deseas es contestarle una palabrota) simplemente ríete, hazle pensar que lo tomaste como una broma y cambia el tema.

 

 

Voltéale la tortilla: Cuando te de un “consejo” sobre cómo le das la papilla a tu bebé, por ejemplo, pregúntale cómo lo hacia ella con tu esposo cuando era un bebé. Haz tantas preguntas cómo vengan a tu cabeza centrando el tema en ella, se sentirá bien al ser el centro de atención y no tendrás que escucharla decirte cómo hacer “bien” las cosas por enésima vez.

Ley del hielo: No te confundas, lo que tratamos de decir es que por un momento no digas nada. Cuando tu suegra te diga algo que no te parece correcto simplemente mírala fijamente (no por mucho rato) y vuelve a lo que estabas haciendo cambiando el tema.

Trabajo en equipo: Habla con tu esposo y dile lo incomoda que te sientes cuando su madre te “aconseja”. Entre los dos hablen con ella de una manera compasiva y sumamente amable, díganle que valoran sus consejos pero que prefieren educar a sus hijos de la manera que ustedes creen que les funciona mejor.

Siguiendo estos tips conseguirás cambiar el comportamiento de tu suegra sin hacer una tormenta en un vaso de agua, la idea es no hacer una discusión donde ambas partes salgan perjudicadas. Al final podrás darte cuenta que todos salen ganando porque serás capaz de mantener una relación sana con ella teniendo ciertos límites.

Recuerda que el tener una buena relación con tu suegra es importante no solo para ti sino para tu esposo y tus hijos. Así que en lugar de ignorarla o discutir con ella piensa que tener una estrategia es mucho más valioso ya que sabrás como tratarla incluso cuando te diga cualquier cosa fuera de lugar.

 

 

Debes de ser más inteligente que ella y sacarle provecho a cualquier cosa de mal gusto que pueda decirte (seamos honestos… todos sabemos que no todas las suegras son una perita en dulce).

Imagenes cortesia de “David Castillo Dominici”/ FreeDigitalPhotos.net

Tags:
Pasos para llevar una buena relacíon con tu suegra, buenos consejos para llevar una relacíon sana con tu suegra, metodos para llevar mejor la relacíon con tu suegra, estrategias para tener una relacíon armoniosa con tu suegra

 Si fùe de tu agrado esta pàgina puedes apoyarnos haciendo un click en me gusta de Facebook, G+, twitter, otros internautas como tú, te lo agradecerán .



Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado , si deseas escribe uno de fantasia.