Estar en pareja no es estar prisionero

Consejos de como llevar una relacion y no sentirte prisionero, tips para llevar una relacion sana sin perder tu libertadTener pareja no necesariamente es perder tu libertad

El sueño de la mayoría es encontrar a una pareja ideal y pasar con ella el resto de la vida. Al encontrar el amor, se cree que encontramos a aquella persona a la cual estaremos unidos para toda la vida.

Lo malo es que tomamos esto muy a pecho e intentamos fusionarnos con nuestra pareja en todos los sentidos. Queremos estar a su lado en todo momento, saber lo que hace a cada minuto, controlar su vida y cambiar su forma de ser según lo que creemos está bien.



Es por eso que la idea de tener pareja es la de perder libertad. Aceptamos la idea de que estar con alguien es atarnos y pasar a estar a merced de otro sin saber que estar en pareja no es estar atados ni prisioneros sino compartir las libertades.

No se “tiene” a la pareja, se está en pareja. Hay una gran diferencia entre estas dos afirmaciones. Si se tiene a la pareja, se quiere decir que se la posee, que se la controla y el amor es todo lo contrario a eso. El amor no “tiene” a la otra persona, la ama y la deja ser libre para que sea feliz.

Al decir que se está en pareja se indica que se está al lado de alguien por voluntad propia, que comparten un sentimiento en común y es ese sentimiento el que los hizo decidir estar juntos.

El amor une corazones pero no los aprisiona. Nadie pertenece a nadie, nadie le debe nada a nadie y nadie controla a nadie. Estar al lado de alguien significa cuidar a esa persona, hacerla feliz y buscar que por sobre todo esté bien.

Al tener pareja no se pide permiso, se comunica y si hay desacuerdos se conversa y se llega a un acuerdo. No se chantajea, no se amenaza, no se victimiza y no se busca ser el centro de la vida de la otra persona.

Eso es lo más importante, no buscar ser el centro en la vida de la pareja. Al empezar una relación creemos que la otra persona debe darnos toda su atención y que nosotros debemos de sobreponerla a todo, a nuestros sueños, deseos y gustos.

Lo cierto es que nuestra vida debe seguir su rumbo, debemos seguir con nuestros planes y sueños y no cambiarlos ni sentirnos obligados a cambiar por la otra persona. Si decidimos cambiar nuestro futuro que sea por verdadero amor, no porque la pareja lo exige o porque hay que anteponer nuestra relación a nuestra propia vida.



La idea es compartir nuestra vida con esa persona que se ganó nuestro corazón, no darle el control absoluto de ella. Es que dos seres libres se junten, no para encarcelarse sino para enriquecerse mutuamente, para amarse, cuidarse y darse la libertad para ser quienes son en realidad, sin juzgar, controlar ni adueñarse del otro.

Amar no es ponerse cadenas. Recuérdalo si estás en pareja o si esperas a esa persona especial. Las flores son hermosas pero si las cortas para ponerlas en un florero, morirán. Es lo mismo para el amor, si intentas apropiarte de él, morirá.

Imagenes cortesia de “Ambro”/ FreeDigitalPhotos.net

Tags:
Consejos de como llevar una relación y no sentirte prisionero, tips para llevar una relación sana sin perder tu libertad, como compartir una relación de pareja sin perder tu libertad, maneras de compartir en pareja sin necesidad de sentirnos prisioneros

 Si fùe de tu agrado esta pàgina puedes apoyarnos haciendo un click en me gusta de Facebook, G+, twitter, otros internautas como tú, te lo agradecerán .





Dejar su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies